Respiración por difusión

La respiración es un proceso fisiológico a través del cual se realiza el intercambio de gases (oxígeno-dióxido de carbono) que se lleva a cabo en todos los organismos vivos pues el oxígeno es indispensable para los procesos de producción de energía en plantas, animales y algunos organismos unicelulares. Mientras, este proceso genera dióxido de carbono. La difusión se realiza en todos los procesos respiratorios a través de tejidos muy vascularizada. Sin embargo, la respiración por difusión se realiza a través de la membrana celular de organismos unicelulares.

La respiración por difusión es practicada entonces por los animales más simples, conocidos como protozoarios. Estos, no requieren grandes cantidades de oxígeno, por lo que respirar a través de un sistema respiratorio por difusión directa es suficiente para tomar el oxígeno del medio, el cual por lo general es acuático. Las esponjas marinas también toman el oxígeno que necesitan a través de la difusión directa.

Respiración por Difusión Directa

En este tipo de respiración el intercambio de gases se produce directamente entre el medio ambiente y las células del organismo sin la intervención de órganos respiratorios. Se produce gracias a que la concentración de oxígeno en el medio es mayor a la presente en el interior del cuerpo del animal. Esto, provoca el fenómeno de difusión, que no es más que el paso de un fluido de una zona de mayor concentración a una de menor concentración para lograr el equilibrio.

El oxígeno ingresa entonces a través de las membranas de las células por medio de la difusión. Este tipo de transporte no requiere de energía.

El dióxido de carbono es expulsado de la misma manera, como el dióxido de carbono se encuentra en mayor concentración en el cuerpo, abandona el mismo buscando el equilibrio.

Este tipo de respiración es realizada por los cnidarios, poríferos, platelmintos y nematodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *