¿Qué es la respiración pulmonar?

La respiración es un proceso absolutamente necesario para la vida. Existen muchos tipos de respiración, entre ellas destaca la respiración pulmonar. La respiración pulmonar es aquella necesita de estructuras denominadas pulmones, en ellos se encuentran estructuras en las cuales se realiza el intercambio gaseoso.

Entonces, la respiración pulmonar no es más que el intercambio gaseoso que se da en el interior de los pulmones. A partir de este proceso se le suministra al organismo el oxígeno que necesita directamente a la sangre y esta libera el dióxido de carbono.

Anatomía de la respiración pulmonar

El sistema respiratorio inicia en la boca y en la nariz, esto son los responsables de filtrar el aire que ingresa en el organismo. El aire luego es transportado a través de la garganta hacia la tráquea.

La tráquea se divide en dos canales denominados bronquios, estos se ramifican dentro de cada pulmón en tubos más pequeños denominados bronquiolos.

Los bronquiolos finalizan en diminutos sacos denominados alveolos. En estos órganos se realiza el intercambio de gases. Los alveolos se conectan con los capilares sanguíneos.

Los pulmones son órganos que se expanden o contraen gracias a la acción del diafragma ubicado por debajo de ellos. Los pulmones están protegidos por la caja torácica y las costillas. Estas tienen cierto grado de expansión que les permiten a los pulmones llenarse de aire.

La distribución de oxigeno es realizada por el sistema circulatorio. El corazón bombea la sangre llevando el oxígeno a las células y los rincones del organismo.

Proceso de respiración

Se tiene cierto control sobre la respiración, pero, es un acto involuntario e instintivo. El centro respiratorio se encuentra ubicado en la médula oblonga.

Dependiendo de las necesidades de nuestro organismo y los niveles de oxígeno y de dióxido de carbono el centro respiratorio recibe señales químicas, hormonales y del sistema nervioso, de esa forma puede controlar la frecuencia y la velocidad con la cual el sistema respiratorio actúa.

El proceso se inicia con la inhalación, el diafragma se contrae hacia abajo creando un vacío en la cavidad torácica provocando que los pulmones se expandan.

El aire pasa a través de la tráquea y hacia los canales del árbol branquial y entran en los sacos alveolares. La hemoglobina de los glóbulos rojos ayuda a transporta el oxígeno de los sacos de sangre. A la vez, el dióxido de carbono es liberado y vaciado en los pulmones, de donde será dirigido al exterior mediante la exhalación. EL diafragma se relaja moviéndose hacia arriba permitiendo que los pulmones se vacíen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *