¿Cómo Respirar Durante el Parto?

El parto es uno de los momentos más esperados por las mujeres y también, uno de los más temidos. Factores como el miedo al dolor, el frío de una habitación de hospital y un entorno lleno de ruido y movimiento, frenan la liberación natural de la oxitocina, hormona fundamental durante el parto, esta hormona es la que da inicio a las contracciones durante el parto, controla su fuerza y acelera la apertura completa del cuello uterino.

El aprender como respirar durante el parto facilitará mucho la relajación durante todo el proceso, reduciendo el dolor hasta niveles manejables y permitirá un mejor proceso de parto, pues, existen diferentes tipos de respiración según la etapa en la que te encuentres.

como respirar durante el parto

Tipos de respiración durante el parto

Existen diferentes tipos de respiración según la fase del parto en la que te encuentres:

Respiración torácica: Es aquella que consiste en tomar aire por la nariz, llenar le tórax y luego expulsar el aire lentamente por la boca. Se debe prestar atención a cada inspiración y exhalación, deben tener una duración similar.

Respiración abdominal: Muy similar a la anterior, pero, utilizarás tu diafragma para respirar. Debes inflar el abdomen con cada inspiración y exhalar por la boca muy lentamente.

Respiración jadeante: Se trata de sacar el aire a golpecitos luego de cada inspiración. No debe efectuarse por más de 4 segundos. Es adecuada para evitar pujar durante las contracciones cuando el cuello uterino aún no se ha dilatado.

Momentos del parto y su respiración

Fase inicial del parto: Se presentan contracciones regulares y débiles, duran unos 20 a 45 segundos y aparecen cada 15 minutos. Al inicio y al final de estas contracciones se debe aplicar la respiración abdominal y durante las mismas, respiraciones torácicas.

Fase activa del parto: Se trata de contracciones intensas de 60 segundos de duración con 3 a 5 minutos de descanso entre ellas. Se puede realizar la respiración torácica y la abdominal antes y después de cada contracción y durante la misma la respiración jadeante.

Fase de transición: Las contracciones duran hasta 90 segundos y tienen una frecuencia de una contracción cada dos minutos. Se deben combinar respiraciones jadeantes, abdominales y torácicas como en la fase anterior para no hiperventilar.

Fase de expulsión: Las contracciones incrementan su fuerza y duran más de un minuto. Es el momento de pujar por lo que se debe respirar abdominalmente entre cada pujo para reponerse. Antes de pujar se inspira y se suelta el aire con cada pujo. No se recomienda aguantar la respiración y pujar al máximo de nuestras fuerzas, ya que, dañarías tu suelo pélvico. Lo más recomendable es respirar profundamente, pujar cinco segundos, volver a respirar y volver a pujar. Puedes hacerlo todas las veces que quieras.

Importancia de la respiración durante el parto

Además de facilitar la liberación de oxitocina para asegurar un parto saludable y libre de complicaciones, la respiración durante el parto tiene la gran responsabilidad de oxigenar adecuadamente al bebé para reducir su estrés al momento del parto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *