Respiración de los seres vivos

La respiración es un proceso fundamental para los seres vivos. A través de este proceso natural un organismo obtiene el oxígeno que necesita para que sus células generen la energía que necesitan los órganos y estructuras que ellas componen para funcionar.

Este proceso consiste en la absorción de oxígeno y en la liberación de dióxido de carbono al ambiente, las estructuras a través de las cuales se realiza este proceso varían entre los seres vivos pues, deben adaptarse a su modo de vida y a su hábitat.

Para que este proceso se dé es necesario el intercambio gaseoso en diversas estructuras como pulmones, branquias y la piel de los animales.

Respiración de las aves

Es un tipo de respiración muy eficiente, de hecho, es uno de los más eficientes de la naturaleza. El oxígeno no abandona los pulmones del animal pues se encuentran alimentado por sacos de aire los cuales, además de asegurar un suministro constante de aire ayudan al ave a equilibrarse al volar o al nadar en el caso de las aves acuáticas.

Son dilataciones de la membrana bronquial y se extienden por todo el cuerpo del animal e incluso penetran huesos y órganos. Se unen a los pulmones por tubos muy delgados.

El número de sacos puede variar en las diversas especies, por lo general puede variar de siete a catorce. La mayoría de las aves cuentan con 9 sacos aéreos: dos cervicales, uno interclavicular, dos en la zona anterior del tórax y dos en la posterior y dos abdominales.

Estos órganos se llenan y se vacían de aire con la inspiración y la espiración. En ellos nos e realiza el intercambio gaseoso, simplemente retienen el aire. Incrementan la ligereza de la ave y evitan el aumento excesivo de la temperatura corporal del animal al volar.

Durante la respiración los sacos posteriores y los pulmones se llenan de aire, cuando se realiza el intercambio gaseoso los pulmones pasan el aire rico en dióxido de carbono a los sacos delanteros y reciben aire rico en oxigeno de los sacos posteriores.

Las paredes de estos sacos son muy finas y están rodeados de pocos vasos sanguíneos.

Si deseas conocer como respiran las aves puedes revisar lo siguiente:

Respiración de los reptiles

Los reptiles son criaturas fascinantes. Son animales con un cuerpo recubierto de escamas, cuatro extremidades o ninguna que se desplazan reptando por el suelo.

Todos tienen dos pulmones con excepción de las serpientes que tienen un único pulmón o bien dos pulmones, el derecho es funcional y el izquierdo se encuentra atrofiado.

La piel de estos animales es muy gruesa por lo que no respiran por la piel. Tienen pulmones muy desarrollados por lo que cuentan con una respiración muy eficiente. Algunos reptiles desarrollan tabiques o septos para incrementar la superficie de intercambio gaseoso y por ende, la eficiencia de su respiración.

Algunos como la tortuga han desarrollado otros métodos de respiración como la respiración cloaca, a través de la cual puede aprovechar el oxígeno disuelto en el agua.

Para conocer cómo respiran diversas especies de reptiles puedes visitar:

Respiración de los peces y animales que viven en el agua

Los peces al vivir en un medio acuático necesitan de otros métodos de respiración para sobrevivir. Los peces y otras criaturas cuentan con branquias, las cuales les permiten realizar el intercambio gaseoso en un medio fluido como el agua.

Estas estructuras no son más que tejido muy vascularizado y muy fino que permite que la sangre libere el dióxido de carbono al agua y reciba en cambio el oxígeno disuelto en la misma.

Otras criaturas marinas cuentan con métodos similares como los cangrejos y los moluscos. Animales mucho más sencillos realizan el intercambio gaseoso directamente en el interior o exterior de sus cuerpos como las esponjas y los corales.

Si deseas conocer como respiran los animales que viven en el agua puedes consultar aquí:

Respiración de los mamíferos

Los mamíferos practican la respiración pulmonar. Todos los mamíferos cuentan con pulmones funcionales que en su interior cuentan con estructuras como alveolos, bronquios y bronquiolos que se encargan de realizar el intercambio gaseoso.

No todos los mamíferos respiran igual, algunos pueden soportar la respiración durante muchos minutos (sobre todos los mamíferos marinos y acuáticos) su sistema respiratorio es muy eficiente y puede aprovechar el oxígeno de forma muy eficiente.

Los mamíferos son animales de sangre caliente que alimentan a sus crías con leche materna.

Si deseas conocer como respiran la gran variedad de mamíferos que existen puedes consultar lo siguiente:

Respiración de los anfibios

Los anfibios respiran tanto por pulmones como por la piel y la boca. Los sapos y las ranas incluyen los tres tipos de respiración, pueden respirar a través de su piel, con sus pulmones y a través de la piel de su boca.

La respiración cutánea solo aporta un escaso nivel de oxígeno al cuerpo del anfibio pero, les ayuda a mantenerse en el agua y a respirar en el agua.

Su piel es desnuda y altamente vascularizada. La piel se mantiene siempre húmeda y esto permite que el intercambio gaseoso se de forma sencilla entre el oxígeno del ambiente y el dióxido de carbono que se encuentra en la sangre del animal.

La respiración bucal se da en la piel vascularizada que se encuentra en el interior de la boca del anfibio.

La respiración pulmonar es similar a la de los reptiles y los mamíferos variando solo el sistema circulatorio del animal.

Si deseas conocer como respiran algunos anfibios puedes consultar lo siguiente:

Respiración de las plantas

Las plantas también respiran. Por lo general lo hacen durante la noche pues es un proceso opuesto a la fotosíntesis, pues la planta suele absorber el dióxido de carbono para producir glucosa. Uno de los subproductos de este proceso es el oxígeno.

Luego, la planta necesita de oxígeno para convertir la glucosa en energía y realizar sus funciones vitales día a día.

Si deseas conocer a fondo cómo respiran las plantas puedes consultar lo siguiente: